Misiones | La pareja de estafadores bonaerenses, Leticia Zapata y Matias Poberezny, cerca de ir a juicio

Actualidad Por REPORTE DIGITAL
Leticia Zapata y Matias Poberezny, la pareja de bonaerenses que estafaron con supuesta colecta solidaria que difundieron a través de las redes sociales. Llegaron a reunir alrededor de $400 mil en donaciones. El expediente sería elevado a juicio en los próximos días.
estafad

Fuentes consultadas por Misiones Online confirmaron que la etapa de instrucción se considera concluida y que las pruebas recabadas durante este tiempo son suficientes para que el expediente sea elevado a juicio.

Zapata y Poberezny se burlaron de los misioneros y se aprovecharon de la solidaridad de una población que se sensibilizó por la supuesta enfermedad que padecía la mujer. Es que por medio de un ingenioso invento de cáncer de útero, lograron reunir cerca de $400 mil pesos en donaciones.

A través de las redes sociales y por la difusión de los medios de comunicación que pecaron de inocentes, la pareja oriunda de Buenos Aires, reunió una gran cantidad de dinero por parte de los misioneros que, en muchos casos, dejaron de saldar alguna necesidad básica para darle una mano a alguien que parecía pedir ayuda a gritos para seguir viviendo.

Este medio fue el primero en difundir las habladurías de Patricia Zapata, quien nos recibió en un departamento alquilado en el barrio Villa Sarita con un acting que erizaba la piel. Postrada en una cama, con las sabanas hasta la altura de la nariz y con una voz entrecortada, la mujer relató su pesar, pero riéndose por dentro de todos los misioneros que habían colaborado con su supuesta enfermedad.

Pero todo salió a la luz a las pocas horas, durante ese mismo mediodía la estafa llegó a su fin y la pareja se esfumo antes de la llegada de las autoridades policiales, con un destino incierto por semanas.

Los actores comenzaron a mostrar sus puntos flojos y la oncóloga Paola Flores desmintió haber escrito y firmado el certificado que Leticia Zapata publicó en sus redes sociales, para confirmar su supuesto diagnóstico.

A su vez, desde el Hospital Madariaga revelaron que la presunta paciente no está empadronada en el nosocomio y por lo tanto jamás se atendió ahí. 

Se mantuvieron en la clandestinidad durante semanas pero su afán por estafar a inocentes los llevo a ser descubiertos. Fueron detenidos en la esquina de las Avenidas Ingavi y Melchor Pérez, zona de Cochabamba, Bolivia. Ambos, ejercían el oficio de “trapitos” y limpiaban los vidrios de los autos en los semáforos.

Tal como lo habían hecho en la provincia de Misiones, la pareja tuvo la intención de volver a estafar a través de un engaño que planeaban realizar a un empresario de Cochabamba. El hombre cayó en la trampa en un principio y les prestó una habitación para que pudieran pasar la noche.

Horas pasadas de ello, el padre del mencionado empresario se ofreció a prestarles dinero, conmocionado por la situación por la que estaba pasando la pareja. Pero ello era una cortina que levantaron los bonaerenses para así volver a estafar a inocentes.

El hombre percibió algo extraño y buscó información vía internet de la pareja bonaerense y, se encontró con gran cantidad de noticias de medios tanto misioneros como nacionales, en los cuales se informaba acerca del pedido de búsqueda y captura de ambos, haciéndose eco del caso.

La pareja era ampliamente buscada por la Policía de Misiones, contando además con un pedido de captura internacional hecho por Interpol. Por ello, el hombre comunicó de esta situación a las autoridades misioneras, quienes automáticamente impartieron viaje hacia Bolivia.

Te puede interesar